Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

Eduardo Galeano

viernes, 12 de octubre de 2012

PENSAMIENTILLOS COMO LAGARTIJILLAS


Son "pensamientillos" que no alcanzan el rango de pensamientos conscientes y están continuamente en nuestra cabeza, suscitando y alimentando con frecuencia nuestros miedos, convenciéndonos de que no vamos a poder lograr lo que nos proponemos, martilleándonos con su toxicidad, que nos limita. Ese monólogo interior nos acompaña siempre, si bien casi nunca le prestamos atención. Solemos ignorarlo y permenacer a su merced.
Este anuncio lo ilustra a la perfección:




Lo de "pensamientillos" se lo he tomado prestado a Santa Teresa de Ávila, es ella quien los llama así en Las moradas, y dice que son como "lagartijillas que por doquiera se meten". No son pensamientos procedentes de la reflexión, van y vienen, se suceden unos a otros de forma poco coherente y no solemos hacerles mucho caso.  Por eso Santa Teresa sitúa su origen en la imaginación, a quien se refiere como "la loca de la casa", opuesta a la voluntad consciente y reflexiva.
Algunas de estas "lagartijillas" son completamente inofensivas, pero otras pueden envenenarnos, llenarnos de miedos, de dudas absurdas, de creencias limitadoras. A las primeras podemos dejarlas campar por nuestro interior e incluso sonreíles. Pero si sorprendemos a alguna de las segundas más vale que la espantemos de inmediato. No nos costará ni mucho esfuerzo ni mucho tiempo hacerlo.
Propongo una práctica: prestamos atención a nuestro monólogo inerior en un momento cualquiera del día, lo observamos. ¿Qué ocurre cuando nuestro monólogo "se siente observado", cuando nuestras lagartijjilas advierten que las hemos visto? Dejamos luego "tranquilas" a nuestras lagartijillas y volvemos a prestarles atención en otro momento. Si sorprendemos a una lagartijilla de las peligrosas la identificaremos y la espantaremos. ¿Cómo espantar lagartijillas?  Seguro que cada uno sabrá cómo hacerlo y podremos hablar de ello cualquier día de estos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada