Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

Eduardo Galeano

jueves, 16 de enero de 2014

NO PIENSES EN UN COCHE ROJO

A la de una, a la de dos..., ¡y a la de tres!: NO PIENSES EN UN COCHE ROJO.
¿Ya? ¿A que SÍ has pensado en un coche rojo? ¡Si es que no falla!
 La imagen del coche rojo aparece siempre en primer lugar. Es después cuando lo negamos, lo tachamos, porque la instrucción era NO pensar en un coche rojo.
Así que, si queremos lograr que alguien cumpla una instrucción, lo mejor será expresarla de forma positiva, con una expresión afirmativa, que es una operación mucho más simple y directa para nuestras neuronas. Hagamos la prueba. Si lo que quiero es que pienses en un coche blanco, solo tengo que pedírtelo, así de fácil:  PIENSA EN UN COCHE BLANCO.
 ¿Ya? ¡Lo lograste a la primera!  ¡Si es que no falla!

Al hilo de esto, os dejo el enlace de un artículo titulado PROHIBIR DESPIERTA EL DESEO. Aparece en una página que merece la pena visitar por los contenidos tan interesantes que ofrece:

Prohibir despierta el deseo. Cómo evitar la palabra NO al dar una norma en clase

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada